Clima de Nueva York

Antes de decidir un viaje a Nueva York, es conveniente conocer el clima de la época elegida para no llevarse sorpresas y por ejemplo, llevarse ropa adecuada

Nueva York es una ciudad con muchas opciones de ocio nocturno, diversión y un centro económico muy importante, que convierten a Nueva York en un destino soñado para muchos viajeros. Esta urbe norteamericana se destaca por ser una de las más populosas, espectaculares y glamorosas del mundo. Si están pensando en visitar el territorio neoyorquino hay que tener en cuenta algunos aspectos climáticos muy importantes.

  • Verano: En Nueva York las temperaturas pueden elevarse rápidamente, y es un verdadero infierno durante la época veraniega. Al estar ubicada muy cerca del mar es común que sus temperaturas lleguen a los extremos y es necesario estar convenientemente preparados. La máxima media de la ciudad en época veraniega suele estar en los 30 grados centígrados, aunque dicho número suele dispararse debido a las tradicionales olas de calor.
  • Invierno: Así como en el verano las temperaturas aumentan a números increíbles, en la época más fría el termostato suele bajar de forma implacable. En invierno es muy común que Nueva York se encuentre cubierta de nieve, y esto se debe a que comúnmente se aprecian temperaturas bajo cero. Por lo general la temperatura máxima en temporada invernal no supera los 8 grados centígrados, de modo que hay que estar bien abrigados y con una bebida caliente en las manos.

Clima de Nueva York

  • Primavera/Otoño: Estas estaciones suelen quedar opacadas por el verano y el invierno. La primavera suele ser muy calurosa debido a que la humedad y las grandes construcciones de cemento potencian la temperatura habitual. Por su parte el otoño resulta bastante frío debido al aire proveniente del mar.