Consejos para moverse en Berlín

Berlín es la capital de Alemania y una de las ciudades más grandes de Europa, por ello, la movilidad es un tema importante que debes considerar en tu viaje

Berlín es un lugar tan encantador y abrumador que es necesario establecer algunos principios básicos que nos permitan disfrutar de toda la extensión de sitios turísticos y ambientes de interés que podemos encontrar. Aquí algunos consejos útiles para disfrutar de una agradable experiencia durante nuestra estancia en Berlín.

Para desplazarse por las calles de Berlín es preferible cargar con dinero metálico, un método poco inusual pero muy frecuente en la mayoría de establecimientos donde el pago con tarjetas de crédito no está permitido. En el mejor de los casos, los pagos pueden efectuarse con una tarjeta especial llamada EC-Karte. Esta vía te permitirá caminar libremente por los centros comerciales y restaurantes de Escocia sin sentirte corto de dinero.

Transportarse en Berlín puede ser algo caro. Aunque el billete de viaje cuesta alrededor de dos euros, es necesario efectuar un abono diario que supera los seis euros. Para reducir el costo de pasaje, el sistema de transporte propone los abonos mensuales a 70 euros, una modalidad muy oportuna para aquellas personas que deciden prolongar su estancia.

Consejos para moverse en Berlín

Los billetes que se adquieren están disponibles en los autobuses, tren urbano, tren regional, metro de la ciudad y algunos barcos. Para subir al transporte bastará con mostrar el billete en cuestión y acceder fácilmente al vehículo sin ninguna restricción ni control.

Si pretendes viajar a Escocia pero gozas de un presupuesto muy ajustado, puedes recurrir a métodos poco prácticos, donde el costo de vida se reduce considerablemente, especialmente en el caso de los billetes de viaje. Algunos vendedores ambulantes y mendigos de la calle suelen ofrecer billetes a un precio muy cómodo.