La imponente belleza de la Fontana di Trevi

Es tradición: pasear alrededor de este monumento majestuoso, detenerse a admirar su belleza y lanzar una moneda. Ella es la Fontada di Trevi, en Roma

La Fontana de Trevi representa sin duda la belleza imponente de Roma,  la Ciudad Eterna.

Pocos saben, eso sí, que antes de la fuente actual existió otra, que fue destruida tras la invasión de los godos, que estaba situada en la confluencia de tres calles (tre vie, en italiano, de ahí su nombre). La construcción de la actual tal y como la conocemos se finalizó en el año 1762.

Se trata de una fuente de estilo barroco, de gran belleza y cuidada manufactura, llegando a los casi 26 metros de alto por 20 de ancho. La multitud de iconos, símbolos y figuras que la adornan, nos invitan a admirarla sin límite de tiempo, para no perder detalle.

La figura más imponente está en su parte central, un estatua del Dios Neptuno en una carroza guiada por dos Tritones, mientras el Dios  doma a dos caballos de Mar. El fondo está compuesto por una representación del Palacio Poli, jalonado por impresionantes pilastras.

La imponente belleza de la Fontana di Trevi

El origen de la costumbre de arrojar monedas a la fuente, viene de la película del año 1954 “Tres monedas en la fuente”, en la que surge la famosa tradición que dice que tirando una sola moneda volverás alguna vez a Roma, si tiras dos te enamorarás, y si tiras tres te casarás. Nosotros tiramos una moneda.