La Puerta de Alcalá en Madrid

Uno de los monumentos más visitados, fotografiados y conocidos de Madrid es, sin duda, la Puerta de Alcalá. Te lo contamos todo sobre la Puerta de Alcalá

Cuando visitamos la ciudad de Madrid, hay monumentos, edificios, restos arqueológicos, museos, galerías, y otros, que todo turista que viaja a Madrid debe conocer. Uno de los principales monumentos de Madrid es la Puerta de Alcalá.

La Puerta de Alcalá está ubicada en la Plaza de la Independencia y fue construida en 1769 por mandato del Rey Carlos III y bajo la supervisión de Francesco Sabatini, arquitecto diseñador de la Puerta de Alcalá. Para la construcción delo que hoy conocemos como la Puerta de Alcalá se tuvo que demoler la precaria Puerta de Alcalá que fue construida en 1598 como homenaje a Margarita de Austria, esposa de Felipe III.

La Puerta de Alcalá es de arquitectura neoclásica y cuenta con cinco arcos, tres centrales y dos exteriores. Su construcción está basada en piedra blanca y granito de la sierra. Y, al observar la Puerta de Alcalá es sencillo notar el parecido de la Puerta de Alcalá con arcos del triunfo romanos.

La Puerta de Alcalá en Madrid

Actualmente, la Puerta de Alcalá ya no marca un límite en la ciudad como en sus primeros días sino que es un monumento que los madrileños pueden contemplar a diario y que se encuentra muy cerca de la popular Plaza de Cibeles.