La soberbia plaza del Campidoglio de Roma

Un lugar sin duda especial de la capital italiana es la Plaza del Campidoglio, situada en la cima de una de las siete colinas de Roma, la más pequeña

Denominada Capitolina o Campidoglio, esta es la cima más pequeña de las siete que tiene Roma y, en ella, se asienta la plaza del Campidoglio.

La cima de la colina era una zona totalmente descuidada, donde pastaban las cabras, y fue el Pontífice Pablo III, quien al ver el estado de abandono en que se hallaba, encargar al Maestro Miguel Ángel un reforma total del diseño y configuración de la plaza. Miguel Ángel decidió entonces, en primer lugar, cambiar la orientación de plaza, que desde la antigüedad estaba orientada hacia el foro de la Ciudad, y enfocarla hacia otro lugar central de la Ciudad, la Basílica de San Pedro en el Vaticano.

A continuación se construyó en la plaza un nuevo edificio, para rediseñar la disposición completa junto con los otros dos ya existentes, el Palacio Senatorio, y el Palacio de los Conservadores.

La soberbia plaza del Campidoglio de Roma

Por ello se le llamó sencillamente Palacio Nuevo. Finalmente, el deseo de Pablo III de reconvertir este lugar en un nuevo centro símbolo de la grandeza y prestigio de de Roma, se vio cumplido, al instalar Miguel Ángel, también parece ser por deseo del Pontífice, en el centro de la plaza una soberbia estatua ecuestre del Emperador Marco Aurelio. Fruto de ese deseo aún hoy la más importante institución pública de Roma, su Ayuntamiento, tiene su sede en el Palacio Senatorio esta plaza.

En la actualidad, en un auténtico disfrute para el viajero, acceder a esta bella plaza a través de la preciosa rampa escalonada (denominada la Cordonata) diseñada por el gran genio Miguel Ángel.