San Lorenzo del Escorial y su imponente belleza arquitectónica

El Real Sitio de San Lorenzo del Escorial, monumento patrimonio de la Humanidad, fue el centro político del imperio español del rey Felipe II

Tal vez sea de los pocos lugares de Europa en los que podamos apreciar tanta riqueza cultural y arquitectónica como en este singular pueblo, sede de grandes palacios, bellos jardines y con un encanto especial.

Felipe IIrey de España, decidió fijar en este pueblo su lugar de retiro, y fue el promotor de todo el patrimonio actual. El pueblo está situado cerca de Madrid, a unos 50 kilómetros.

El monarca mandó construir todo un complejo donde pasar temporadas de verano, practicar la caza, etc. Comenzamos por el Monasterio, en plena ladera de la montaña denominada Abantos. En sus más de 33 mil metros cuadrados disfrutaremos de sus claustros, jardines, imponentes torres que dominan todo el valle, patios y sus 88 fuentes.

Merece la pena detenerse en la Sala de Batallas, la Basílica,  el Patio de los Reyes, los Panteones Reales, los Panteones de los Infantes y las Salas Capitulares. Tiene así mismo un interesante Museo de Arquitectura, aquí podemos conocer el proceso de construcción de todo el recinto y una colección de pinturas de grandes artistas como El Greco, Tiziano, Tintoretto y El Bosco.

San Lorenzo del Escorial y su imponente belleza arquitectónica

El recinto cuenta con todas las distinciones posibles a nivel nacional, y es patrimonio de la UNESCO desde el año 1984. A destacar también, en la zona que mira hacia el sur, la Huerta de los Frailes, y el Jardín del Príncipe, donde apreciar también la casa que el monarca Carlos III construyó para su hijo Carlos IV.

A escasos 8 km podemos visitar el Valle de los Caídos, monumento dedicado a las víctimas de la Guerra Civil Española, con una espectacular basílica y una majestuosa cruz de más de 150 metros de altura.