Un recorrido por La Ópera de París

La Ópera de París es uno de los edificios más visitados y conocidos de la ciudad. No en vano, es excepcionalmente emblemático tanto él como su entorno

También conocido como “La Opera Antigua”, estamos ante uno de los edificios más representativos de París, que ha sabido mantenerse en perfectas condiciones a pesar de los años. Descubre con nosotros toda la belleza de este imponente monumento que sigue siendo el centro de atención de miles de turistas.

Si piensas recorrer por las principales calles de París, entonces no puedes obviar tu paso por ‘La Opera de Paris’, un hermoso edificio que se ubica como en el centro de la Plaza de la Opera y congrega a número masivo de turistas que buscan tener la mejor fotografía con el impresionante fondo que se levanta desde muy lejos.

Llegas hasta ‘La Opera de Paris’ es muy fácil, pero implica un camino de 10 minutos por el paseo de la Avenida de la Opera. El edificio nos remonta hasta el año 1861, cuando el arquitecto Charles Garnier inició el proceso de construcción que no terminaría hasta 1874.

Un recorrido por La Ópera de París

La Opera de Paris’ fue construido por orden de Napoleón III, quien irónicamente no fue testigo de la inauguración del complejo a través de la primera función clásica que se presentó, nos referimos a la ópera Jeanne D’Arc (Mermet).

Lejos de ser un centro donde se disfrutaba el género clásico, el edificio se convirtió en un ambiente exclusivo para el círculo elitista más privilegiado de París. Actualmente ‘La Opera de Paris’ acoge una serie de funciones y espectáculos de ballet en contadas ocasiones. También se llevan funciones de ópera clásica en honor a distinguidas personalidades.