Una noche en La Habana

La Habana no solamente puede disfrutarse de día paseando por su calles, avenidas y plazas, también de noche en sus locales de copas y de baile

Cuando los calurosos días en La Habana se ocultan con la llegada de la luna, una escena totalmente diferente se pinta en las calles más concurridas de la ciudadCuba está de fiesta cada vez que llega la noche y no podemos ser ajenos a esta invitación explícita para disfrutar del mejor entretenimiento disponible.

La Habana siempre ha sido considerada como un lugar para la diversión y el sensual ritmo de la salsa cubana. Pues bien, las cosas no parecen cambiar, y por el contrario, todo tiende a ser más festivo en una ciudad que de día puede ser tan relajante y calurosa, pero de noche se mantiene refrescante bajo el cielo estrellado y la música resonando en nuestras fibras más sensibles.

Quizás es por ello que miles de turistas prefieren pasar los fines de semana o feriados prolongados en la cálida ciudad de La Habana, pues además de garantizar una noche de mucha diversión, nunca se sabe qué de nuevo habrá por encontrar en medio de tantas discotecas, bares, cafés y restaurantes tradicionales.

Una noche en La Habana 

De esta manera, la vida nocturna en La Habana es un verdadero festín que termina hasta que el cuerpo no pueda más. Sin embargo, también existe la posibilidad de refinar nuestros gustos para experimentar una noche culta y clásica. Así por ejemplo, no es ninguna novedad que nos encontremos con algunos teatros especiales para la ópera y el ballet. Simplemente depende de dónde fijemos nuestra mirada para comenzar a escribir nuestra noche aventurera.