Viajar con niños en tren

El viaje por tren es un medio muy utilizado en España, ideal para viajar con niños, resulta seguro, cómodo y económico. Las facilidades, infinitas

Los niños menores de 4 años, no pagan, y pueden ir en un asiento siempre y cuando el tren no esté lleno, en ese caso no tiene derecho a asiento y tienen que ir en las piernas de alguno de sus padres. Los niños entre 4 y 11 años tienen derecho a un descuento del 40% en Renfe, en caso de ser la familia numerosa, el descuento aumenta a 52%. En líneas de alta velocidad se aplica un descuento máximo de 40% por niños de 4 a 13 años.

El servicio de trenes tiene la ventaja de ofrece mayor libertad de movimientos que viajar en coche, el niño no tiene que ir inmovilizado y permite que los padres descansen, al no tener ellos que ir manejando y les permite estar más al pendiente de las actividades que realizan sus hijos.

Viajar con niños en tren

Existe la posibilidad de movernos con libertad por todo el tren, contemplar los paisajes e ir a la cafetería siempre que deseemos algo de comer, la mayoría de servicios de Tren ofrecen la posibilidad de mirar una película lo cual es entretenido para grandes y pequeños. Otra posibilidad, es participar de juegos de mesa con la familia, los trenes poseen mesas las cuales se pueden utilizar para ese fin.

Si el trayecto es muy largo, lo más recomendable es viajar en un Tren-hotel, ofrece una gran comodidad y buen servicio, los niños podrán dormir cada vez que se sientan cansados, haciendo que el trayecto sea menos pesado. Por último, si sabes que tu hijo tiende a marearse con facilidad es necesario que lleves pastillas para el mareo, a fin de evitar malos ratos en el trayecto.