Viajar con niños por avión

A diferencia de los viajes por carretera, la experiencia de viajar en avión en compañía de menores puede ser mucho menos abrumadora y más satisfactoria

Antes de estar a bordo es necesario cubrir una serie de exigencias importantes que no debemos descuidar. Aquí algunos consejos para que nuestro viaje familiar por avión no sea un dolor de cabeza.

Lo primero que debes hacer es salir temprano de casa para llegar al aeropuerto con anticipación y evitar cualquier contratiempo que pueda originarse a raíz del tráfico en la carretera. Recuerda que ir acompañado de menores implica muchas visitas al baño y compras para saciar las necesidades del niño.

Aunque es probable que estés acostumbrado a lidiar con los gritos y berrinches de tu hijo, nada te asegura que puedas soportar todo el griterío que puede desatarse antes del ingreso oficial al aeropuerto o el trayecto hacia el avión.

Asegúrate de adiestrar a tus niños para que muestren una conducta adecuada que no te perjudique ni interfiera en la tranquilidad de las demás personas. Puedes recurrir a ciertos intensivos y obsequios para lograr tu cometido.

Viajar con niños por avión

No olvides llevar los alimentos necesarios para mantener el estómago contento de tus hijos. Para evitar el menor motivo de llanto y cualquier tipo de incomodidad, asegúrate de cargar consigo todo lo necesario para que su viaje sea entretenido. En ese sentido, la tecnología puede ser una buena herramienta para la distracción, como las consolas de videojuego portátil, laptops, reproductores de música, cámaras digitales, dispositivos táctiles, entre otros.